HORMIGÓN ELABORADO SERVICIO DE BOMBEO

Hormigón Elaborado de buena calidad es aquél que une a la resistencia mecánica solicitada y la durabilidad. Además debe mantenerlo en buenas condiciones durante el tiempo de realización de la obra en servicio.  Y si es obtenido a un precio razonable de modo de no disparar el presupuesto mejor.

Una obra realizada con Hormigón Elaborado brinda eficiencia en los tiempos de su elaboración y colocación.  Permite que el material alcance altos valores de resistencia y calidad, tal como lo requieren las construcciones modernas.

Reduce sensiblemente los tiempos de hormigonado, baja los costos de construcción y molestias que ocasionan a la comunidad.

El Hormigón Elaborado fresco debe ser adecuado a las características particulares de cada obra. Su consistencia debe permitir recibirlo, transportarlo, colocarlo en los encofrados, compactarlo.  Además terminarlo correctamente con los medios disponibles sin segregación de los materiales componentes.

De ese modo el Hormigón Elaborado llenará totalmente los encofrados, sin dejar oquedades o nidos de abeja. Recubrirá totalmente las armaduras de refuerzo, tanto en pro de la resistencia estructural como para la pasivación del hierro lograda con la lechada de cemento, y quedará con la terminación prevista para la obra.

HORMIGÓN ELABORADO COMO SOLICITARLO

Al pedir Hormigón Elaborado está contratándose un servicio que lleva implícito un producto específico y de vital importancia para la obra. Por lo que el pedido tiene que ser muy preciso, estableciéndose todas las pautas como corresponde a cualquier contrato.

Es muy importante asegurar, antes de emitir una orden de compra, que la cantidad y velocidad de despacho pueda ser verificada por el proveedor. El Hormigón Elaborado  debe poder ser manipulado correctamente por el comprador.

Las órdenes deben ser siempre claras y las notificaciones sobre cancelaciones o cambios en las mismas se deben acordar de antemano.

La descarga de un motohormigonero debe cumplirse dentro del tiempo establecido.

El control del agua de mezclado en la dosificación del hormigón, es esencial para obtener los mejores resultados en todo tipo de construcciones.

Es sabido que toda dosificación racional de hormigón parte del valor conocido como “relación agua/cemento”, es decir, la cantidad de litros de agua, dividida por la cantidad de kilogramos de cemento usados para un determinado volumen de Hormigón Elaborado.

Y la resistencia de ese hormigón, para igualdad de materiales y condiciones de elaboración, depende de la relación agua/cemento. Cuando ésta baja, la resistencia aumenta; y si sube, disminuye.

Todo agregado de agua por encima de la cantidad estipulada hace disminuir indefectiblemente la resistencia y otras propiedades.  Entonce debe incorporarse a la mezcla una cantidad adicional de cemento necesaria para mantener constante la relación agua/cemento.

El exceso de agua de mezclado es un peligro ya reconocido por los constructores y por desgracia, los perjuicios que acarrea aparecen a una edad demasiado tardía como para ser remediados sin costos excesivos.

DESCARGA DEL HORMIGÓN ELABORADO

Toda demora en la descarga del Hormigón Elaborado una vez salido de la planta de elaboración, terminado su mezclado y completado el viaje hasta la obra, puede afectar la resistencia a compresión y otras características importantes del material, en especial la consistencia.

A medida que transcurre el tiempo entre la salida de planta del motohormigonero y la terminación de la descarga en obra, va produciéndose una disminución del asentamiento en el tronco de Cono de Abrams, hasta el punto de dificultar la manipulación normal del material, lo que obliga a agregarle agua para poder manejarlo.

Y esto significa elevar el valor de la relación agua/cemento y con ello disminuir la resistencia del Hormigón Elaborado.

Por estas razones, la Norma IRAM 1666 de Hormigón Elaborado, especifica que la descarga del hormigón debe estar terminada dentro de los 90 minutos, a contar desde la salida del motohormigonero de la planta de carga.  (Para condiciones atmosféricas normales con 25 °C como máximo y sin aditivos retardadores).

Dentro de ese tiempo, la obra dispone de 30 minutos para efectuar la descarga.

Si la temperatura ambiente fuera mayor, la misma Norma autoriza con temperatura ambiente hasta 32 °C, pero tomando precauciones especiales.  (Uso de aditivos retardadores de fraguado, enfriamiento de los agregados y del agua, etc.)

BOMBEO DE HORMIGÓN

Actualmente, el mejor medio de transporte vertical y horizontal es la bomba de hormigón. Esta impulsa el material por una tubería desde la canaleta de descarga del motohormigonero, con total uniformidad.  El tiempo es mínimo y conserva la calidad que tenía al salir del tambor del motohormigonero.

Además, las bombas de hormigón modernas son de mecánica muy confiable y con un diseño tal, que la vena del Hormigón Elaborado sale del manguerote final en forma continua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat